Vivimos en una sociedad digitalizada en la que el uso de internet y de las nuevas tecnologías forman parte de nuestra realidad cotidiana. Por eso, al igual que sucede con otros aspectos de nuestra vida, la sexualidad está muy presente en nuestras redes sociales, en las webs que visitamos y en nuestros móviles.

Disfrutar de nuestra sexualidad a través de internet se ha convertido en un acto habitual. Tanto, que el acto de producir y compartir contenidos sexuales o eróticos a través de internet ya tiene nombre: sexting. Una práctica sexual que se desarrolla sobre todo a través del móvil y que lleva a cabo tanto la población joven y adolescente como las personas adultas.

¿Quieres saber más? ¡Continúa navegando!

Recomendaciones para disfrutar de una sexualidad sin riesgos

Para que las prácticas sexuales a través de internet y de las nuevas tecnologías sean placenteras, deben ser consentidas y acordadas por las personas que participan en ellas. Cuando no es así y los acuerdos se rompen, pueden aparecer fenómenos nocivos como el grooming, el revenge porn o la sextorsión, actos que atentan contra la integridad de las personas implicadas. Por eso, es importante protegerse y adoptar una serie de pautas que hagan del sexting un acto seguro y de bienestar sexual.

El contenido que compartimos

Si te haces fotografías o vídeos de carácter erótico o sexual, es preferible que no contengan información que te identifique fácilmente. Por ejemplo…

  • No muestres tu cara si aparece tu cuerpo desnudo (o viceversa)
  • No utilices tu voz si decides grabar un vídeo en el que apareces desnuda/o
  • Evita que aparezcan tatuajes, cicatrices o escenarios que te identifiquen
Las apps que utilizamos

Cada aplicación tiene unos niveles de seguridad distintos. Por eso es importante saber cuáles nos ofrecen un mayor grado de protección a la hora de practicar sexting. Aunque con gran frecuencia utilizamos WhatsApp, Instagram y Snapchat, también puedes utilizar apps más seguras…

  • Telegram cuenta con chats secretos que no permiten que la otra persona haga capturas de pantalla, guarde los contenidos que le envías o pueda acceder a la conversación tiempo después si decides programar los mensajes para que desaparezcan automáticamente.
  • Snapchat también tiene unos niveles de seguridad muy altos y permite que los contenidos desaparezcan transcurrido un tiempo, que los mensajes enviados se eliminen al leerse y que se las capturas de pantalla sean notificadas a la persona que ha generado el contenido.
  • Instagram ha incorporado recientemente la funcionalidad «Restringir», con la que puedes protegerte ante un posible caso de ciberacoso ocultando los comentarios de esta persona sin que ella lo sepa y bloqueando la posibilidad de que sea si has leído sus mensajes privados o si estás en línea. 
Las relaciones que establecemos

Apuesta por relaciones basadas en el respeto, la confianza, el buen trato y el deseo mutuo. De este modo, el sexting podrá ser tan satisfactorio y enriquecedor como otras prácticas sexuales.

Lo que debemos tener en cuenta

Beneficios del sexting

Aunque hacer sexting tiene asociadas muchas connotaciones negativas, también tiene beneficios para las personas que lo practican, si se hace bien:

  • Hace posible la exploración y expresión de la propia sexualidad
  • Puede aumentar la autoestima
  • Puede promover la autonomía sexual
  • Amplía el repertorio de conductas eróticas
  • Facilita una sexualidad plural y positiva
  • Permite establecer y proteger los límites individuales
  • Reduce las posibilidades de sufrir violencia física, embarazos no deseados o infecciones de transmisión sexual (ITS)

Abordar el sexting desde la educación sexual

Desde SEDRA-FPFE apostamos por una educación sexual que no solo trabaje sobre la prevención de riesgos, sino que también promueva la libertad y el bienestar sexual de las personas jóvenes. Por esta razón, entendemos el sexting como una opción más dentro del repertorio erótico y como tal, debe ser abordado por las familias desde la confianza y el respeto hacia sus hijas e hijos.

Construye relaciones basadas en la confianza

1. Habla con tus hijos e hijas sobre situaciones cotidianas

2. Mantén la puerta abierta para que puedan hablar contigo cuando lo necesiten

3. Respeta su intimidad y evita los juicios

4. Proporciona herramientas para que encuentren respuestas, eviten riesgos y sean más felices

LAS FAMILIAS
LAS Y LOS PROFESIONALES

Otros recursos

PÍLDORAS INFORMATIVAS PARA JÓVENES
WEBINARIO PARA PROFESIONALES
WEBINARIO PARA LAS FAMILIAS
GUÍA: JÓVENES Y SEXUALIDAD EN INTERNET