BLOG

 

Hablamos de nuestras conversaciones sobre sexualidad: Bla bla sex

¿Con quiénes y cómo hablamos, o no hablamos, cuando conversamos sobre sexualidad? En una sala llena de jóvenes nos hemos inspirado con las palabras e imágenes de personas que saben mucho de ello.

En esta conversación de conversaciones hemos aprendido con la psicóloga, sexóloga y youtuber Isa Duque, La psicowoman, para quien «ese es el poder que tiene que conversemos sobre el sexo y crear aliades (colega, asociación, en la familia…) y espacios en los que se transforme eso que hemos vivido como estigma: hacer que nos sintamos mejor».

Con Mercedes Herrero, ginecóloga e influencer, es decir, gineinfluencer, hemos profundizado en las tres C’s del sexo sano: «El sexo seguro tiene que ser: consentido, consensuado y consciente. Buscamos el disfrute pero no a costa de las personas con las que mantenemos relaciones sexuales».

Lucía García, joven activista, nos ha contado sus 10 consejos para mejorar nuestra comunicación en pareja, y Javier Muncharaz, también activista joven, nos ha recordado por qué el consentimiento es tan sexy.  Además, la extraordinaria ilustradora Isabel de Olano ha ido poniendo en imágenes y texto, en directo, lo que se decía en el escenario. 

Os invitamos a estar pendientes de los materiales que vamos a ir publicando sobre esta actividad, y de la próxima cita de Bla bla sex, un programa que SEDRA-FPFE está realizando con el  apoyo de Organon.

Porque normalizar la conversación pública sobre la sexualidad contribuye a la prevención de riesgos. Cuando no se habla de ello podemos tener diversas dificultades: desde imaginar que nos pasa algo raro o complicado cuando en realidad puede tratarse de algo muy habitual, hasta carecer de las herramientas para gestionar las relaciones eróticas y de pareja respecto al consentimiento o la negociación de los métodos anticonceptivos. Si no podemos decir en voz alta lo que sentimos o lo que nos pasa, muy seguramente no buscaremos ayuda en la familia, el profesorado u otros/as profesionales. En definitiva, hablar de sexualidad debe ser lo normal.