BLOG

 

Enorme participación en los talleres: 6.000 personas en dos meses

No sólo crece la demanda en los centros educativos de secundaria, sino que se está ampliando en la educación primaria y entre las familias. Agradecemos la confianza.

Han pasado dos meses desde que dejamos atrás el 2023 y por “nuestras manos” ya han pasado más de 6.000 personas entre adolescentes y jóvenes, familias y profesionales. Más allá de los números, lo que esto deja claro es que hay una necesidad de aprender sobre sexualidad que va más allá de la mera prevención de riesgos: no hacemos educación sexual porque las estadísticas de infecciones estén en aumento, sino para promocionar el bienestar de las personas.

Y más allá de los números, lo importante es la fuerte demanda: en estos dos primeros meses del año hemos intervenido con más de 4.500 chicos y chicas en el aula; tenemos el calendario casi saturado de marzo a junio, y nuestros teléfonos no dejan de sonar. Las profesores y profesoras inciden en «la importancia de abordar temas como el consentimiento y la diversidad sexual en el aula para crear un ambiente seguro e inclusivo para el alumnado” y nos piden recordar que «la educación sexual no sólo es relevante para quienes tienen edad de tener relaciones sexuales, sino que también es crucial tener una base sólida de conocimientos desde una edad temprana». En este sentido, nos alegramos de que cada vez haya más demanda por parte de escuelas de educación primaria.

Las familias, por su parte, cada vez ven más necesaria la educación sexual en el colegio, pero nos piden que también a ellas les demos herramientas  «para hablar lo mejor posible sobre ello en casa». Nuestros cursos presenciales y online en diversas comunidades autónomas están teniendo una gran acogida. Por poner sólo un ejemplo, 580 familias de la Comunidad Valenciana -padres y madres de niños, niñas y adolescentes- se han apuntado a nuestro curso más reciente en esta comunidad.

En definitiva: no parece que ciertos discursos que pretenden meter miedo sobre la educación sexual estén muy anclados en la realidad cotidiana. Por nuestra parte, seguiremos contribuyendo al conocimiento. 

  • 180 profesionales de los ámbitos educativos y sanitarios
  • 840 integrantes de familias
  • 4.680 jóvenes en las aulas
  • 280 jóvenes en espacios de educación no formal