BLOG

 

¿Quieres usar un método anticonceptivo? Acércate al centro de salud

La información pública sobre la anticoncepción es escasa. Por eso te recordamos el primer paso para usar un método anticonceptivo: acércate al centro sanitario de atención primaria. La anticoncepción, en el centro.

Sí. En los centros sanitarios públicos se atienden las necesidades relacionadas con la anticoncepción.

Las y los médicos y el resto de personal sanitario de estos centros pueden prescribir muchos de los métodos anticonceptivos, realizar el seguimiento y ofrecer información que permite decidir qué método es el más conveniente.  Son ellas y ellos quienes, cuando sea necesario, van a derivar a las mujeres a la consulta ginecológica para realizar algunas pruebas (ecografías, exploraciones…) o para la inserción de algunos métodos anticonceptivos (DIU, implante…).

Pero todavía muchas mujeres no lo saben, porque la información sobre la anticoncepción es escasa y suele tener un lenguaje «complicado». Por eso muchas mujeres, especialmente las más jóvenes, se preguntan: ¿Cómo se escoge un método anticonceptivo? ¿Hay que pedir cita con ginecología y esperar? ¿Hay que ir a una consulta privada? ¿Se tendrá que ir a la farmacia directamente?

La respuesta es sencilla: el primer paso para la anticoncepción está tan cerca como lo está el centro de salud o el centro de atención a la salud sexual y reproductiva. Es decir, en la atención primaria.

¿Por qué tenemos que recordarlo?

No hay información sobre la anticoncepción, dirigida al público general, en las webs de los organismos sanitarios estatales. Ni sobre los métodos anticonceptivos (tipos, características, precio, financiación, utilidad y uso), ni sobre los pasos que hay que dar para poder usar un método anticonceptivo (información, asesoramiento, prescripción, administración y revisión).

Algunas comunidades autónomas sí cuentan con información específica a través de páginas web y folletos informativos, pero:

  • Salvo excepciones, la información es de difícil acceso (no aparece en los menús de navegación y se encuentra “escondida”)
  • Se utilizan documentos pdf no actualizados y de difícil lectura para públicos no especializados.

Esta falta de información produce un desconocimiento sobre los circuitos de atención a la anticoncepción, y por tanto es una importante barrera para el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva. Muchas mujeres piensan que se trata de una cuestión que se atiende únicamente en los centros de especialidades, cuando en realidad la atención primaria y/o sus centros específicos pueden muchas veces ser suficientes. Y muchas mujeres, queriendo evitar la lista de espera para esa atención especializada que muchas veces no es necesaria, buscan atención en centros privados sin saber que pueden ser atendidas en la sanidad pública.

Por eso es importante que las administraciones públicas informen adecuadamente sobre sus servicios. En este caso, sobre la atención de la salud sexual y reproductiva de las mujeres.

Además, y para que se realice una atención de calidad de la anticoncepción tal y como se recoge en la cartera de servicios de atención primaria de la sanidad pública, hay que seguir insistiendo en la importancia de la formación sobre anticoncepción para el personal de los centros de atención primaria, y en la necesidad de que la anticoncepción sea atendida mediante un proceso rápido y sencillo en todas las comunidades autónomas, y no con las enormes diferencias que ahora vemos entre los distintos territorios.